Kanye West fue expulsado de Twitter por su descarga compulsiva


El músico, productor, predicador y recientemente político, fue expulsado de Twitter luego de que en un solo día publicara cientos de mensajes, algunos dicen que fueron mil mensajes uno detrás del otro. Ese no es el problema. Luego colgó un video orinando sobre un premio Grammy. Esa tampoco fue la razón.

El problema comenzó cuando empezó a mostrar contratos laborales confidenciales con su disquera y un contacto de teléfono de uno de los ejecutivos. Agarró parejo contra la empresa discográfica culpándolos de hacer contratos engañosos y enredados para que ellos sean los ganen más del 90% de los ingresos y el artista se queda con casi nada.

Quiere ser dueño de sus "masters" o piezas musicales para que sus hijos sean los herederos de las regalías. Y no la disquera, como dicen el contrato.

El prometió que usará todos sus recursos para lograrlo.

"Soy una de las personas más famosas del mundo y Universal no me quiere decir cuál es el costo de mis 'masters' porque sabe que puedo permitirme comprarlos", y agregó "Black Masters Matter".